martes, 11 de mayo de 2010

¿Dónde estamos en los mercados?




En un escenario de confusión como el actual, donde en cuestión de días el sentimiento de mercado cambia tan bruscamente, se complica mucho la navegación de los pequeños inversores en aguas turbulentas.

Como si de un sobresalto al despertar de un mal sueño se tratara, los índices europeos y americamos  rebotaron ayer con fuerza; IBEX : +14,43%, Eurostoxx: +10,35%, SP500: +4,40% , para situarse en los niveles de principios de la semana anterior. De la volatilidad, nervios, tensión y pánico de los mercados se pasó a la euforia al calor del paquete de 750.000 millones de € en ayudas de la UE a las economías de la zona euro que así lo requieran y de las condiciones de sobreventa existentes.




Dejando de lado la idoneidad política y económica de las medidas adoptadas, lo que interesa al inversor de a pié, es como se pueden ver afectados los mercados en los próximas semanas y  poder tomar las decisiones que no le cojan desprevenido.


Así pues, surge la pregunta:  ¿ lo visto recientemente ha sido algo pasajero o es sólo el aviso de lo que puede venir ?

Veamos el siguiente gráfico comparativo de la evolución y el estado actual de los índices IBEX, EuroStoxx y SP500.


 Gráficos del IBEX, Eurostoxx y SP500 (línia azul SMA200)



A simple vista podemos apreciar que el índice español es el que se lleva la peor parte, el europeo aunque con mejor aspecto parece tocado, mientras que el americano todavía mantiene un aspecto alcista a pesar de los retrocesos.

De un análisis técnico más detallado se observa como el IBEX, a pesar del rebote, cotiza por debajo su SMA200 (media móvil simple de 200 días),  perforó niveles de resistencia importantes en 10.000 y 9.300 puntos y está situado en un canal bajista, estas condiciones no suelen ser las propias de un mercado alcista y técnicamente es bajista.

Por su parte, el  EuroStoxx aunque con mejor aspecto técnico también está por debajo de su SMA200,  ha dibujado un doble techo y perforó la línea clavicular en la zona de los 2.600 puntos, con lo cual podríamos decir que técnicamente está “tocado” a la baja.

Mientras que el SP500 todavía conserva su tono alcista, pues rebotó en su SMA200 y se mantuvo alejado de la importante resistencia en los 1.050 puntos. De todas formas, el repunte de la volatilidad ($VIX) y la pérdida del nivel de los 1.180 puntos, en el que llevaba instalado el último mes, invitan a la prudencia.


¿Qué conviene hacer?

En cuanto a mercados de renta variable, más allá de los “rallies” inherentes a las condiciones de sobreventa, no hay signos claros de compra.

Es momento de tomar precauciones y  de limitar nuestra exposición a estos activos. Si tenemos plusvalías latentes y no nos conviene aflorarlas hay que plantearse estrategias de cobertura de la cartera con opciones, futuros u otros derivados.

En cuanto a tomar posiciones compradoras, mejor esperar a la mejora de los indicadores y aspecto técnico de los índices, si bien esto no excluye estrategias de selección de valores concretos (“stock picking”) de compañías muy concretas con buenos fundamentales, con un mercado sólido y solvente, y a un precio atractivo.



Salud y €


2 comentarios:

Francesc dijo...

Muy buen post Lluís. Buena comparativa entre índices. A mi me da miedo que como el SP pierda con claridad este tono alcista al que te refieres, aunque sea sólo un catarro, por qui en Europa puede que cojamos una pulmonia. En fin, veremos que deciden como siempre. Nosotros a luchar para que nos dejen un pellizco hagan lo que hagan ;)
Saludos, y ánimo con este gran blog.
Nos vemos!

Oyechata dijo...

El momento actual es muy complicado, a mi lo que más miedo me da es el aumento tan brutal de volatilidad que estamos viendo. Esto unido a los múltiples gaps no ya en acciones, sino en índices e incluso en pares de divisas hasta hoy muy líquidas, realmente asusta.
Esto puede sacar del mercado a cualquiera (empezando por el pequeño especulador). Y quizás sea esta la estrategia que se proponen, sacar a todo el mundo antes de subir de nuevo.
Sólo espero que el próximo aviso de quiebra no venga desde USA